Estudios de viabilidad

Foto

Tenemos una idea, un proyecto de negocio y queremos ponerlo en marcha.

Pero la voluntad, las ansias de emprender y la ilusión de ver cumplidos nuestro deseo no son suficientes, es necesario ser realistas y actuar con objetividad.

Debemos analizar la viabilidad técnica y económica de nuestro proyecto, es preciso analizar si nuestra idea se ajusta a nuestras expectativas y para ello hay que hacer un estudio pormenorizado y objetivo de todas las variables que van a intervenir directa o indirectamente en la puesta en marcha, en la ejecución y en el desarrollo de nuestra idea.

Son muchos los interrogantes a los que hay que dar respuesta:
• Es necesario saber qué voy a hacer, porqué, cómo y necesidades básicas.
• Analizar el lugar de ubicación y el entorno.
• Qué experiencia y formación tiene el equipo emprendedor, es la adecuada ¿??
• Hay que definir la forma jurídica más adecuada a la actividad que queremos desarrollar.
• Descripción del producto o servicio, necesidades que cubre, competencia directa, diferencias con    productos o servicios similares de la competencia. Hay que definir el valor añadido de nuestro producto o servicio.
• Análisis de mercado: Clientela potencial y competencia. Demanda posible. Sector al que va dirigido, grado de saturación del mismo
• Plan de marketing. Debe establecerse de manera clara la política comercial que se va a llevar a cabo, será necesario centrarse en cuestiones tales como el producto, el precio, la promoción y la distribución del mismo.
• Inversiones y gastos iniciales y definir la obtención de los fondos necesarios para hacerles frente.
• Previsión de ingresos y gastos derivados de la actividad

Si bien, este estudio supone un coste añadido a los gastos con los que tenemos que enfrentarnos al iniciar una nueva actividad, es también una herramienta fundamental para la toma de decisiones, que nos permitirá minimizar las posibilidades de fracaso e incrementar las posibilidades de éxito.

No hay un protocolo establecido a la hora de elaborar un Estudio de Viabilidad, por lo que cada entidad a la hora de realizarlo hará uso de sus conocimientos, de su experiencia y de un buen trabajo de campo.

Los estudios que realizamos en Asesoría Lasora, son una guía a seguir en los primeros pasos como emprendedores; en ellos además de analizar la viabilidad de la idea si observamos que las posibilidades de éxito son escasas o no son las esperadas aportamos alternativas.

Un Plan de Empresa no asegura el éxito, pero existen muchas más posibilidades de alcanzarlo con él que lanzándose a la aventura confiando sólo en la intuición.

Pregúntanos sin compromiso.