El hecho imponible

El hecho imponible de un impuesto es la circunstancia que da lugar al nacimiento de la obligación del pago de la cuota tributaria, si hablaos del IRPF, el hecho imponible será la obtención de renta por parte del contribuyente.
La renta que se somete a tributación es la renta disponible.

Del total de renta el IRPF sólo grava la parte que pone de manifiesto la capacidad económica del contribuyente. Entendiendo por capacidad económica la renta disponible, es decir la que le queda a una persona después de cubrir el mínimo de sus necesidades personales y familiares.

Pero qué componen las rentas de una persona ¿?:
– Los rendimientos del trabajo
– Rendimientos del capital mobiliario, inmobiliario y ciertos rendimientos procedentes de seguros de vida
– Los rendimientos de actividades económicas (tanto actividades empresariales como profesionales)
– Las ganancias y pérdidas patrimoniales.
– Rentas de inmuebles urbanos que no sean la vivienda habitual.
– La cesión de derechos de imagen
– La atribución de rentas (Rentas de determinadas entidades como sociedades civiles, herencias yacentes, comunidades de bienes,.., que tienen que ser declaradas por sus miembros o socios).