Régimen matrimonial

hochzeitspaar mit sparschweinEl IRPF es un impuesto individual (sin perjuicio de la tributación conjunta), por lo que es necesario establecer unas reglas de atribución de rentas en los casos de contribuyentes casados.

En términos generales podemos hablar de dos regímenes matrimoniales:
– El régimen de separación de bienes.
– El régimen de gananciales.

SEPARACIÓN DE BIENES
De acuerdo con el Código Civil, en el régimen de separación de bienes cada cónyuge será propietario de los bienes que le pertenezcan y las rentas producidas por los mismos se imputarán al titular.

Si la propiedad de los bienes es compartida (por adquisición conjunta) los rendimientos se atribuirán a cada cónyuge de acuerdo con su cuota de participación en la titularidad.
De no conocerse la cuota de participación se atribuirán por partes iguales entre los copropietarios

El régimen económico de separación de bienes no tiene incidencia en el ámbito fiscal, ya que coinciden las reglas fiscales y las reglas del Código Civil.

Las personas casadas con el régimen de separación de bienes contribuirán a los gastos familiares con todas sus rentas, pero esta obligación no afecta a la titularidad de los bienes y derechos.

RÉGIMEN DE GANANCIALES
En el régimen de gananciales podemos distinguir dos grupos de bienes y derechos:
Bienes privativos y bienes gananciales.

Los bienes privativos, pertenecen de forma individualizada a uno de los cónyuges.
Son bienes privativos, en términos generales, los que pertenecían a uno de los cónyuges antes del matrimonio, los que adquiera después por título gratuito, los bienes y derechos patrimoniales inherentes a la persones y los no transmisibles ínter vivos, las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor; y, los instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión u oficio, …
De acuerdo con el Código Civil las rentas que produzcan los bienes privativos se consideran rentas gananciales, es decir, de ambos cónyuges.
A los efectos del IRPF, las rentas procedentes de los bienes privativos se atribuirán al propietario.

Son bienes gananciales los adquiridos a título oneroso mientras esté vigente el régimen de gananciales; los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges; las empresas o establecimientos fundados durante la vigencia del régimen de gananciales; los frutos, rentas o intereses que produzcan tanto los bienes privativos como los bienes gananciales, …
De acuerdo con el Código Civil las rentas que produzcan los bienes gananciales se consideran rentas gananciales, es decir, de ambos cónyuges.

A los efectos del IRPF las rentas que produzcan los bienes gananciales se atribuirán a uno o a ambos cónyuges dependiendo de la fuente de la renta.